//Ley 27.468: se establecen modificaciones a los parámetros aplicables para la implementación del ajuste por inflación impositivo y actualizaciones en el Impuesto a las Ganancias

Ley 27.468: se establecen modificaciones a los parámetros aplicables para la implementación del ajuste por inflación impositivo y actualizaciones en el Impuesto a las Ganancias

El día 4 de diciembre de 2018 se publicó en el Boletín Oficial la Ley 27.468 mediante la cual se modifica la Ley de Impuesto a las Ganancias (LIG), que introduce nuevas pautas inflacionarias para la aplicación del mecanismo del ajuste por inflación impositivo y reemplaza el Índice de Inflación utilizado a tales efectos.

El antecedente de la presente modificación corresponde a la Reforma Tributaria dispuesta por la Ley 27.430 (B.O. 30/12/2017), la cual introdujo ciertos parámetros que debían cumplirse para volver operativo el ajuste por inflación, en los términos establecidos por el artículo 95 de la LIG. Los mismos implicaban que el nivel inflacionario, considerando índice IPIM (precios mayoristas), superaran el 100 % en los primeros 36 meses anteriores al cierre del ejercicio que se liquida. Además, para su aplicación desde el primer año de vigencia -ejercicios que se inicien a partir del 1 de enero de 2018-, la inflación debía superar un tercio (33%) de aquel parámetro, o dos tercios (66,67%) acumulado para su aplicación en el segundo año.

De acuerdo al contexto inflacionario que se ha manifestado durante el corriente año, el gobierno presentó ante el Congreso ciertos cambios sobre los referidos parámetros, los que fueron recientemente aprobados. Así la Ley 27.468 modifica nuevamente los artículos 89 y 95 de la LIG. Las modificaciones sustanciales son las siguientes:

  • Se reemplaza el índice de referencia para la aplicación del ajuste, pasando del IPIM original al IPC (índice de precios al consumidor – minorista);
  • Se establece que el parámetro de inflación medido por el IPC debe superar en el primer año el 55%, el 30% el segundo año (85% acumulado) y el 15% el tercer año (100% acumulado), para la aplicación del mecanismo en cada uno de ellos;
  • Se dispone que el ajuste por inflación positivo o negativo de dichos ejercicios deberá imputarse en partes iguales durante 3 ejercicios; La actualización de amortizaciones para los bienes revaluados o adquiridos con posterioridad al 1 de enero de 2018 se hará mediante la utilización del IPC, en reemplazo del IPIM.

Cabe aclarar que la inflación medida por IPIM desde enero hasta octubre inclusive es del 63,65%, mientras que la inflación medida por el IPC es del 37,14%, según cifras oficiales de INDEC.

De acuerdo a las modificaciones recientemente aprobadas, es prácticamente un hecho que el mecanismo previsto en la Ley quedará inoperativo para los ejercicios iniciados en 2018. Los contribuyentes podrían considerar la aplicación de mecanismos de ajuste por inflación impositivos a través de la vía judicial a los fines de que se convalide la utilización de los mismos en base a la nutrida jurisprudencia existente en este sentido, teniendo como principal referencia el fallo “Candy” (CSJN – 3/7/2009). Deberá probarse en cada caso, tal como ocurriera en los citados antecedentes, que la imposibilidad de ajustar por inflación los balances impositivos deviene en un supuesto de confiscatoriedad del tributo exigido.

Por último, se informa que a los efectos impositivos, el ajuste por inflación calculado según normas contables no tendrá implicancias, ya que el cálculo del Impuesto se efectúa partiendo de valores históricos.

Por cualquier asistencia respecto a este asunto, por favor enviar un e-mail a taxnews@gshr.com.ar

2018-12-06T16:20:45+00:006 diciembre, 2018|